Claves para preparar una entrevista de trabajo

Claves para preparar una entrevista de trabajo

Tanto por la crisis social como por la pandemia, las entrevistas laborales adoptaron la modalidad online. Sin embargo, en su esencia siguen siendo iguales y exigen preparación de parte de quien busca una oportunidad laboral.

Entonces, independientemente de que el candidato esté en su casa o en una oficina, debe demostrar conocimientos y competencias para el cargo al que postula. Katherinne Sepúlveda Arriagada, coordinadora de Empleabilidad y Egresados de la Universidad San Sebastián Sede Concepción, dice que un aspecto clave para enfrentar esta instancia es preparar el currículum vitae, documento con el que siempre se debe contar, aunque no lo soliciten. “El currículum es importante que sea elaborado en relación con el cargo al que postulan. Deben revisar orden, estructura y ortografía, no se puede fallar en esos elementos, junto a eso es necesario actualizar y completar el perfil en LinkedIn”, aconseja.

Otro aspecto relevante en la preparación para enfrentar la entrevista es investigar sobre la empresa al cual se está postulando. Es probable que durante la cita el entrevistador formule preguntas sobre la organización y es fundamental demostrar conocimientos, detalla Katherinne Sepúlveda.

 

Errores más frecuentes

Tanto por la presión de afrontar un momento que puede determinar el futuro como por la falta de preparación, es posible cometer errores en el desarrollo del encuentro.

“Los errores se pueden corregir, pero en una entrevista de trabajo pueden determinar ante un entrevistador si somos o no aptos para un empleo, ya que quizás sólo se tiene una oportunidad para demostrar el potencial y, por lo tanto, es clave dar la mejor imagen”, dice.

Entre los errores más frecuentes están vestir de manera inapropiada, no ser puntuales, hacer comentarios negativos sobre el antiguo empleador, formular demasiadas preguntas y no mantener un lenguaje corporal adecuado.

Katherinne Sepúlveda aconseja “mantener una buena postura, permanecer relativamente quietos y mantener la mayor cantidad de tiempo posible el contacto visual con el entrevistador”.

Respecto de las preguntas, plantea que, si bien es positivo demostrar curiosidad, lo ideal es esperar a que el reclutador tome la iniciativa o aguardar el momento oportuno durante el desarrollo de la entrevista para plantear dudas.

Dar siempre un rango

Un tema que genera inquietud es la pretensión de renta. No quedarse corto, ni excederse resulta fundamental para un proceso exitoso. La coordinadora de Empleabilidad y Egresados de la USS indica que lo recomendable es no cerrarse en un número, sino que “dar un rango, así la persona no se arriesga a quedar por encima o por debajo; si no sabe qué rango puede plantear, la sugerencia es ver el portal mifuturo.cl donde se pueden encontrar rangos de sueldos según profesión y años de experiencia”.

Asimismo, es necesario prepararse para responder preguntas que habitualmente el reclutador formula. Katherinne Sepúlveda dice que algunas podrían ser: ¿Qué sabe de esta empresa? ¿Por qué postula a esta empresa? ¿Cómo supo de este cargo? ¿De qué manera postuló? ¿Está postulando a otro cargo? ¿Dónde?

“También están las preguntas de autoconocimiento y, en ese ámbito, siempre piden que el candidato mencione fortalezas y debilidades. La idea es que cuando mencione las debilidades no sea, por ejemplo, soy desorganizado.  Lo mejor es describir cómo está trabajando esta debilidad, es decir, reconocer que me cuesta un poco organizarme, pero estoy trabajando eso con un planificador que tengo en el teléfono, por ejemplo”.

Finalmente, una pregunta que muy probablemente le harán y para la cual debe tener la mejor respuesta es: ¿Por qué deberíamos quedarnos con usted y no con otro candidato?  En la medida de que el candidato tenga claridad en este aspecto, tiene bastantes posibilidades de un proceso exitoso.

A %d blogueros les gusta esto: