Ley De Bolsas Plásticas ¿Es Realmente Beneficiosa Para El Medio Ambiente Y El Bolsillo De Los Usuarios?

El domingo 3 de febrero comenzó la aplicación de la nueva Ley de Bolsas Pláticas que prohíbe a los supermercados y grandes tiendas de retail regalar o comercializar este tipo de producto. Ante esto, desde la Asociación de Bolsas Reutilizables declaran tener dudas sobre el impacto que generará la normativa en el medioambiente y el usuario.

“Esta Ley no distingue si las bolsas que prohíbe son desechables de un solo uso o reutilizables. La tendencia mundial es regular o prohibir las bosas plásticas desechables. Chile sería el primer país del mundo en prohibir las bolsas reutilizables, a pesar de que las ordenanzas municipales que le dieron origen a la nueva ley regulaban las bolsas desechables de un solo uso”, aclaró Eliana Moreno, vocera de la asociación.

La Ley 21.100 de prohibición de bolsas plásticas, dado sus errores técnicos, está permitiendo las de papel en un extremo y las reutilizables 100 % vegetales en el otro (TNT Vegetal, Algodón u otras materias primas sin derivados del petróleo). Si bien las bolsas de papel aparentan ser económicas (entre $ 100 y $ 200), si se multiplican de acuerdo a la cantidad de veces en el año que uno compra, una familia tipo gastará más de $ 50.000 al año. En tanto, las nuevas bolsas de materias primas renovables pueden costar desde $ 1.000 hasta $ 5.000, dependiendo el tamaño y el material, por lo que es de alto costo a todo tipo de consumidores.

Teniendo en cuenta el costo que significará para los consumidores, desde la ABR apuntan a que la gente reutilice las bolsas y no tenga que comprarlas cada vez que vaya a supermercados o tiendas. “En el caso de que no haya llevado la suya, sea porque se le olvidó, necesita más bolsas de las que pensó o fue algo no planificado, las personas deberían tener acceso a una bolsa reutilizable, de buena calidad, entre $500 y $900 pesos como máximo, tal como se podía comprar hasta hace unos días. No como ahora que están por arriba de los $ 1.000 pesos, que son pequeñas y hay que comprar muchas, o por otro lado comprar las de papel, que sería finalmente fomentar lo desechable”, dijo la vocera.

Sobre lo mismo, en ABR enfatizan que “se prohibirán las bolsas reutilizables con materia prima plástica, siendo éstas la alternativa más sustentable y económica, ya que están pensadas para ser usadas en promedio más de 125 veces. Con las bolsas de TNT (tela no tejida) tradicional o PP (polipropileno) el impacto sería más beneficioso para el usuario, ya que, una bolsa tiene un costo promedio de $ 650, son lavables, reducen en gran cantidad las desechables, son reciclables al finalizar su vida y promueve el cambio hacia la reutilización para todo tipo de consumidor. Al año, sólo gastaríamos sólo $ 6.300”.

Así, a más de una semana de entrar en vigencia la normativa surgen dudas de ella, teniendo en cuenta que la propia ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, incentivó a la población al uso de bolsas reutilizables de todo tipo y afirmó que “la lucha es contra los plásticos de un solo uso”, pese a que la ley no lo especifica.

Moreno explicó que esta ley no está favoreciendo ni el cuidado de nuestros bosques ni la reducción del calentamiento global “porque para fabricar las bolsas desechables de papel se continuará la tala indiscriminada de árboles y la alta contaminación para producir reiteradamente un producto de un solo uso”.

Por último, la ABR se mantiene a la espera de la resolución de la Contraloría General de la República sobre la solicitud de unificación de criterio interpretativo de la Ley N° 21.100, presentada el año pasado. Con dicha instancia, se pretende que sea la Contraloría quien fije un criterio de interpretación a nivel nacional, y que en definitiva determine si, de acuerdo a la nueva legislación, las entregas a cualquier título de las bolsas reutilizables fabricadas a base de polímeros derivados del petróleo se encuentran permitidas o no.

Desde este domingo 3 de febrero el comercio tiene prohibido entregar bolsas plásticas en todo el territorio nacional.

Pese a que la iniciativa fue bien recibida en general -el 95% dijo estar a favor, según la Encuesta Nacional de Medio Ambiente 2017/2018- hay algunos gremios que no están de acuerdo totalmente.

Uno de ellos es la Asociación de Bolsas Reutilizables (ABR), que asegura que “está prohibiendo las bolsas plásticas desechables y también las reutilizables”.

El Artículo 2 del texto define una bolsa plástica como “bolsa que contiene como componente fundamental un polímero que se produce a partir del petróleo”.

“Esta ley no discrimina.

Como se ha hecho en los países que han regulado las bolsas plásticas, la prohibición debiera abarcar sólo a las bolsas de un solo uso, que son las que hoy más contaminan, pero dice que prohibe las bolsas fabricadas con polímeros derivados del petróleo y en esa definición estarían cayendo por error, como tenemos entendido, también a las bolsas reutilizables de TNT y las laminadas que son las que hoy mayormente se entregan en supermercados, multitiendas o farmacias”, reclama la vocera de la organización, Eliana Moreno.

Añade que “La ley debiera hacer referencia a que las bolsas que quedan prohibidas son las bolsas plásticas de un solo uso, que son las que realmente contaminan”.

Además, comenta que “ante esta indefinición de la ley o poco clara “, pidieron a que Contraloría haga una interpretación uniforme a nivel nacional:

“Si eso no es así lo que va a pasar es que cada municipio, que son quienes en definitiva van a fiscalizar, van a tener criterios de interpretación diferentes”.

Consulta a Municipios

La asociación ha realizado una encuesta a más de 50 municipalidades sobre cómo será la implementación en su comuna y qué bolsas se permitirán. Al respecto, la también gerenta general de Unibag (empresa miembro de la Asociación) precisa que

“Nos hemos encontrado con respuestas totalmente distintas”.

Por ejemplo, desde Ñuñoa respondieron que

“La Controlaría debe interpretar la ley”;

en Providencia “elaborarán un protocolo con el listado de bolsas permitidas”; en Santiago “enviaron una consulta a la Contraloría”; en Las Condes “prohibirán todas las bolsas con polímeros plásticos”; Concón afirmó que “no tiene facultades para interpretar la ley”; y Requínoa y San Fernando “permitirá las bolsas TNT”.

Radio Don Matias consultó a Municipalidad de Lota donde se nos manifestó que “La implementación es obligatoria”

Ante esto, Moreno advierte que “estamos dejando en manos de los fiscalizadores verificar qué bolsas cumplen con la ley o no, pero como no hay una norma que obligue a colocar el material del cual están fabricadas las bolsas, nos podemos encontrar con una que aparentemente creemos que está permitida, como sería el caso de una bolsa de algodón, pero en realidad no sabemos que en su composición puede tener poliéster, entonces esas bolsas, en teoría, no estarían permitidas porque tienen un polímero derivado del petróleo”. Es por eso que “las empresas que compran las bolsas debieran exigir a sus proveedores que acrediten el material del cual están fabricadas y con eso se pueden resguardar ante las fiscalizaciones”.

Consultado por el tema, desde el Ministerio del Medio Ambiente expresaron que “la ley establece la responsabilidad de cómo fiscalizar a los municipios”.

Bolsas permitidas

[box type=”download” align=”aligncenter” class=”” width=””]Ante esta denuncia, desde la Asociación enumeraron los productos que sí se podrían usar a partir del domingo: bolsas de TNT Vegetal fabricadas a base de PLA (Ácido poliláctico, derivado del almidón de maíz); 100% algodón; de yute (materia textil que se obtiene de la corteza interior de algunas plantas); desechables de papel sin laminado plástico; y desechables de materiales vegetales o químicos. Sin embargo, sólo las tres primeras son reutilizables, siendo la opción más económica la de TNT Vegetal.[/box]

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
A %d blogueros les gusta esto: