“Súper Martes”: Tacos en algunos puntos de congestión marcan el inicio del año escolar en el Gran Concepción

Esta mañana autoridades de Gobierno realizaron un positivo balance de las primeras horas del llamado “Súper martes”, jornada en que 300 mil estudiantes volvieron a clases en la Región del Biobío.El Seremi de Transportes, Jaime Aravena, indicó que todo ha funcionado según lo previsto, advirtiendo solo algunos puntos de congestión.

Se trató de Esmeralda con Costanera, Prat con Los Carrera, Avenida General Novoa con Collao en Concepción; la salida de Gaete con Avenida Colón, la salida del Colegio Sagrados Corazones; en San Pedro de la Paz fue la Ruta 160 y todas sus conexiones.Aunque se recalcó que los desplazamientos fueron más lentos, respecto al aumento de vehículos que subieron en un 30% por el inicio de clases, donde los padres van a dejar a sus hijos en el inicio del año escolar.“La gente ha salida un poco más temprano de sus casas y eso no ha generado tanta congestión. Hemos tenido sólo dos semáforos con problemas, uno en Hualpén y otro en Talcahuano, pero que no ha generado mayor inconveniente”, indicó el Seremi de Transportes.

Además, las autoridades que llegaron hasta la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT) destacaron que en el Gran Concepción no se registraron accidentes durante la mañana de este martes, lo que permitió un flujo normal.

Gobierno remueve a cónsules acusados de tráfico de inmigrantes

El Gobierno, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, ordenó la remoción de los cónsules de Chile en Córdoba y Dublín, Frank Sinclair y Gustavo Cantuarias,respectivamente. Ambas autoridades están siendo investigados por el presunto delito de tráfico de inmigrantes.

El Ministerio Público anunció que dichos funcionarios públicos serán formalizados próximamente. La investigación es liderada por la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente de Santiago, y se indaga el ingreso irregular de 228 ciudadanos de la India y Nepal entre 2015 y 2017, delito por el cual podrían recibir una pena de hasta cinco años de prisión.

Del total, al menos 160 de ellos aún viven en Chile, mientras que un número indeterminado siguió su viaje rumbo a Estados Unidos. Según la indagatoria, los diplomáticos y demás implicados podrían haberse embolsado unos 900 millones de pesos, ya que cada inmigrante les pagaba entre 6.000 y 8.000 dólares.

Desde la Cancillería expresaron “su total rechazo a cualquier situación o conducta irregular, en especial en el caso de nuestros consulados en el exterior, entre cuyas tareas primordiales está asistir a los ciudadanos chilenos”.

El ministerio dispuso además la adscripción de Sinclair y Cantuarias, lo que se traduce en que deben regresar a Chile, cesando sus cargos en el exterior.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
A %d blogueros les gusta esto: