Del Covid-19 a virus informáticos: ciber estafas durante crisis sanitaria

Del Covid-19 a virus informáticos: ciber estafas durante crisis sanitaria

Recientemente la Organización Mundial de la Salud emitió un comunicado sobre estafadores que se hacen pasar por funcionarios de la institución sanitaria. Los delincuentes piden información personal o bancaria, a través de mensajes de texto, correo electrónico o de WhatsApp, para supuestas campañas que ayudarían a la detención de la pandemia o al financiamiento de misma OMS.

Estos ciber estafadores se aprovechan del espíritu solidario de personas que generalmente tienen un bajo conocimiento del mundo de internet. “A inicios del 2000, la alfabetización digital se centraba en usar un navegador y crear una casilla de correo electrónico. Con el tiempo, fue evolucionando hasta crear cuentas para redes sociales, pero no incluyó hacer trámites por la red”, explicó el coordinador del Área de Innovación y Tecnología de la Facultad de Ingeniería y Tecnología (FIT) de la Universidad San Sebastián Sede Concepción, Luis Angulo Mura.

Según el académico de la USS, el problema de las estafas recae en que la transformación digital se entendió como un proceso solo de empresas y no de personas. “Como lamentablemente la capacitación nunca se hizo, los mensajes del sector bancario ‘nunca te pediremos las claves ni coordinadas por teléfono o mail’ no logran ser tan efectivos”, aseguró Angulo.

Phishing

La técnica que utilizan los estafadores se denomina “phishing”, la que, a través de links o mails maliciosos, captura los datos privados de la computadora. “Los cibercriminales usan las emergencias como el coronavirus para que las personas tomen una rápida decisión”, explicó la Organización Mundial de la Salud en su sitio web.

A raíz de la acción de estos piratas informáticos, la OMS alertó sobre las acciones que nunca realizarían: “Pedir nombre de usuario o claves para acceder a información privada; enviar documentos adjuntos que no se solicitaron; pedir hacer clic en enlaces que redirijan a sitios webs ajenos a la OMS; depositar dinero para trabajar o para registrarse en una conferencia; realizar sorteos o premios”, indicó en su sitio web.

Estas estafas virtuales son muy similares a los mensajes que se comparten por WhatsApp, donde aparecen cupones de supermercados, cuentas gratis de Netflix, caídas de bancos o mails relacionados a multas, partes o sanciones. “Por favor, no abran los enlaces o archivos, ni mucho menos reenvíe los mensajes. Si tiene dudas, debe dirigirse al sitio oficial de la empresa para chequear si la información es verídica o no”, puntualizó Luis Angulo.

Recomendaciones

Lo primero que se debe hacer al recibir un mensaje es conservar la calma y no hacer lo que se le pide de manera inmediata. En el caso de recibir un falso correo electrónico de la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés), recomienda que el remitente sea como ‘person@who.int’. Cualquier concepto diferente a ‘who.int’ como ‘who.int.com’, ‘@who.org’ o ‘@who-safety.org’, no pertenecen al organismo.

Respecto a la navegación cotidiana, se recomienda nunca dar información personal, preferir canales directos para pagar las cuentas como el banco o proveedores del servicio como Servipag. “Quienes naveguen deben hacerse el hábito de borrar el historial y las cookies. Si no se sabe cómo, recomiendo bajar el programa gratuito de Ccleaner e informarse en los sitios oficiales de la PDI. Recuerde que tener antivirus no le garantiza inmunidad a su computadora”, sostuvo Luis Angulo.

A %d blogueros les gusta esto: