DATO UTILSalud

Existen muchos mitos acerca del resfrío común: ¿son efectivos los antibióticos? ¿Sirve tomar miel y limón?

Aquí, algunas recomendaciones.

1) El resfrío y la gripe son lo mismo
No son lo mismo. El resfriado o resfrío común es una infección respiratoria alta causada por virus distintos, principalmente Rhinovirus. Generalmente, no tiene complicaciones graves ni posee tratamiento específico ni vacuna para prevenirlo.

La gripe, en cambio, también llamada influenza, es una infección que afecta no sólo la vía respiratoria alta, sino que los pulmones u otros órganos, pudiendo tener una evolución muy grave, con mortalidad asociada. Existen antivirales específicos para su manejo y vacunas para su prevención.

2) Tomar todos los días vitamina C evita los resfríos
El uso de vitamina C en su forma farmacéutica o mejor aún en frutas se recomienda, porque es un estimulante natural de las defensas frente a los virus en general. En dosis elevadas podría ayudar a combatir mejor los virus que causan el resfrío común y otras infecciones virales. Sin embargo, no se ha demostrado por estudios científicos la prevención del resfrío común.

3) Tomar antibióticos termina con un resfrío rápidamente
Este es uno de los mitos que conviene terminar, ya que los antibióticos no tienen ningún efecto en los virus y, por lo tanto, no tienen ningún rol en el resfrío común ni en la gripe. Su abuso conlleva el riesgo de efectos adversos múltiples (alergia, diarrea y otros) y la aparición de resistencia bacteriana, con un tremendo daño a nivel poblacional.

4) Comer una cucharada de miel antes de acostarse calma la tos
Existen numerosos estudios científicos de diversa calidad metodológica que han demostrado la eficacia de la miel para disminuir la tos. Dado que tiene buen perfil de seguridad, se ha recomendado su uso, pero sólo en mayores de un año de edad.

5)Para los primeros síntomas del resfrío sirve tomar miel con limón
Aunque no hay estudios que avalen su eficacia, sabemos que tanto la miel como la vitamina C contenida en el limón tienen propiedades que fortalecen el sistema inmune y pueden ser útiles en combatir las infecciones virales.

6) El propóleo sirve para prevenir y tratar enfermedades del invierno
No hay evidencia suficiente para apoyar esta afirmación. Aunque se conocen algunas propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias del propóleo, sólo hay algunos estudios que avalan su uso para tratar los herpes labiales.

7) Hervir hojas de eucalipto para hacer inhalaciones o colocarlas en un recipiente sobre la estufa ayuda a descongestionar
No hay estudios que avalen su uso para aliviar síntomas, ni siquiera considerando sólo el aire humedificado por el vapor, lo cual podría, incluso, producir algunos efectos adversos, como sensación de falta de aire o mayor congestión nasal.

8) Aplicar cremas mentoladas en nariz y pecho ayuda a respirar mejor
No hay estudios que avalen su eficacia. Su uso estimula receptores del frío, sin embargo, no mejoran el flujo de aire en las vías respiratorias. Se usan como parte de la medicina tradicional, dado el efecto en la sensación de temperatura.

9) Para el dolor de garganta sirve hacer gárgaras de agua tibia con sal
No hay evidencia para avalar esta afirmación. Tampoco es claro que el uso de gárgaras con agua ayude a prevenir el resfrío común.

10) No exponerse a cambios de temperatura evita que nos resfriemos
Si bien no hay estudios que hayan demostrado esto, se sabe que la exposición al frío podría aumentar el riesgo de infecciones respiratorias, probablemente por alteración del sistema inmune y vasoconstricción a nivel de las vías respiratorias. No obstante, hay otros factores de mayor relevancia para adquirir una infección respiratoria viral, como son la edad, la estación del año, la presencia de otras enfermedades y el contacto con otras personas enfermas o con niños.

11) Comer ajo y cebolla ayuda a eliminar el resfrío
No hay evidencia de calidad suficiente para sostener esta afirmación y no se puede recomendar su uso con este fin. Aunque se han descrito otras propiedades beneficiosas para la salud, su uso habitualmente conlleva como efecto adverso su característico olor.

12) Para evitar un resfrío es bueno lavarse las manos frecuentemente, toser con la boca tapada y no ir a lugares de alta concentración de personas
Estas son recomendaciones muy útiles para disminuir la diseminación de los virus respiratorios y, por lo tanto, debemos ponerlas en práctica, sobre todo en los meses fríos del año, cuando más aumentan este tipo de infecciones.

FUENTE : Clinica las Condes

Artículos relacionados

Close
A %d blogueros les gusta esto: