OPINION

MEJORAS EN TAXIBUSES LOTA/CORONEL/CONCEPCIÓN: discriminación y falsas promesas

Ariel Durán Concejal de Coronel

Vivir en Regiones no sólo es difícil por el escaso acceso a la cultura, oferta de servicios públicos o la baja incidencia de la opinión de la propia región a la hora de decidir la inversión. Santiago sigue siendo Chile, y en Transporte Público se manifiesta una de las mayores desigualdades como país y región.

El más claro ejemplo es la enorme desigualdad en los recursos que el Estado destina para financiar el Transantiago, que suma al menos $550 mil millones en evasión del pago de Pasajes: esto es porque 3 de cada 10 pasajeros no pagan su pasaje en la Capital, y usan el Transantiago en forma gratuita. Para remediar esta situación y evitar el alza de pasaje, recientemente a mediados de diciembre, el Gobierno acaba de designar $10 mil millones adicionales a través del Subsidio de Asignación Especial.

Para cualquier “provinciano” esta situación es una abierta discriminación, si se considera que comunas en como Coronel, Lota, Tomé, Arauco, el Estado ha sido incapaz de cumplir la promesa de mejorar la calidad de servicio del transporte público y su regulación. No existe una tarifa uniforme que se respete, los buses compiten “locamente” por los pasajeros, conductores sin capacitación, buses sin medidas de seguridad, estudiantes maltratados, adultos mayores sin tarifa preferente y tarifas sin subsidio suficiente. En Concepción se resolvió a través de Licitación, pero en nuestras comunas la autoridad se ha quedado solo en el discurso y concursos como “pinta tu micro” – que no quedó en nada- sin avances a la fecha.

El famoso PERÍMETRO DE EXCLUSIÓN anunciado con “bombos y platillos” el 2017 traería como mejoras la instalación de GPS, cumplimiento de frecuencias, extensión horaria, buses pintados uniformemente, mejoras en los servicios, cámaras de vigilancia, letreros de información y la rebaja de un 20% en la tarifa. Pero nada de esto se cumplió. Seremi de Transporte detectó un déficit de $8.000 millones el 2018, y al cumplirse el plazo para el Perímetro de Exclusión, después de 5 años de trabajo entre líneas de buses y el Gobierno, todo quedó en Cero.

¿Qué hacer entonces?

Se hace necesaria la entrada en vigencia del  Perímetro de Exclusión y con ello, la regulación del transporte, que tiene en la más completa incertidumbre a más de un centenar de dueños de buses y pasajeros. Esta no es una decisión económica, se trata de aplicar criterios de equidad territorial y visión política en zonas como Coronel y Lota, que muestran señales de rezago en aspectos como cesantía y conectividad.

Una vez que se conozca el fallo definitivo del Recurso de Protección deducido por tres Líneas de Buses en contra el Ministerio de Transporte y que congela toda acción en la materia, es imperativo avanzar en el trámite con Boletín 12097-15 del Senado que modifica disposiciones sobre subsidio nacional al transporte público de pasajeros, cuyas indicaciones permitirían extender el plazo para regular los Perímetros.

Líneas, Dueños de Buses, Conductores, Seremi de Transporte, y Municipios deben estar sentados a la mesa para dialogar sobre el transporte público que necesitamos.

 

Artículos relacionados

Close
A %d blogueros les gusta esto: